Actualidad

La situación de las PYMEs españolas

Los últimos años han supuesto un verdadero calvario para todas las empresas de España, la incertidumbre y la bajada del consumo interno se ha llevado a un gran número por delante. Cada año la empresa Sage saca a la palestra su informe “Radiología de la Pyme” que siempre resulta interesante por los datos que nos aporta. Datos que podemos utilizar para nuestra realidad persona, viendo donde están fallando otros podemos crear los cimientos de nuestras fortalezas.

Durante 2012 las ventas y beneficios cayeron todavía más acentuadamente que en el ejercicio anterior, situándonos en niveles de 2010, uno de los peores años que recordamos los españoles. No es de extrañar que la confianza de las Pymes y autónomos se encuentre en mínimos; un 92% de los autónomos y el 93% de las Pymes consideran que estamos peor que en el año anterior.

El cierro del grifo crediticio, la incertidumbre a todo lo que rodea al futuro inmediato de la economía española, los malos augurios para los próximos años y la baja inversión en I+D+i que coloca a nuestro país en la cola de la competitividad europea son las mayores preocupaciones según este estudio.

La gran mayoría de las Pymes y autónomos están de acuerdo casi unánimemente, dada la situación actual, en que su objetivo principal es aguantar la tormenta hasta que la situación económica revierta. Un 65% de los encuestados consideran que hasta 2014 o 2015 no veremos la tenue luz de la recuperación y que la estabilidad no llegará hasta entrada la siguiente década. Algo que parece coincidir con todas las previsiones económicas serias.

En cuanto a su situación como negocio, el 23% considera que su situación mejorará, frente 28,5% que están convencidos que su situación empeorará en el medio plazo. Uno de los datos que llama más la atención es la falta de confianza y el miedo que rodea a todo lo que se refiera al futuro, un 46% declara que no sabe si su situación mejorará o empeorará. Ya sabemos que el miedo y la incertidumbre son los peores enemigos del crecimiento económico.

Asuntos pendientes

El estudio también refleja necesidades que muchas empresas no han adoptado o lo han hecho de la forma equivocada. Herramientas y elementos sumamente importantes para la visibilidad y gestión empresarial. La creencia equivocada que no son importantes, o la percepción que son servicios caros que no aportarán nada al crecimiento de la empresa.

Adopción de Factura Electrónica

Una gran mayoría de autónomos y pequeñas empresas no han adoptado y ni piensan adoptarlo en un futuro inmediato la adopción de la factura electrónica. Dejando a un lado los beneficios ecológicos, las facturas electrónicas que suelen venir acompañadas de un software de gestión óptimo para mejorar la gestión empresarial, ahorro de tiempo (cuantas horas gastan al día en llevar sus cuentas al día) y organización.

Página Corporativa en Internet

Aunque parezca mentira ya bien entrados en la segunda década del siglo XXI, un 45% de autónomos y un 40% de pymes no disponen de sitio web en la red. Aún así, muchos de los que la disponen se encuentran obsoletas (sitios web desarrollados a principio de siglo, sitios gratuitos desarrollados con herramientas como blogspot) y contienen información incorrecta o datos obsoletos.

Comercio Electrónico y venta por internet

Aún cuando no en todos los negocios puede aplicarse una solución de comercio electrónico, el desconocimiento o miedo a altos costes hace que una gran parte de las empresas no opten por el comercio electrónico, perdiendo así miles de clientes potenciales y la posibilidad de salir de un ámbito local, e incluso nacional. Algo que hace algunos años suponía altos costes, hoy podemos internacionalizar nuestra empresa mediante las múltiples herramientas y plataformas que empresas como la nuestra ofrece.

En definitiva, las Pymes y autónomos necesita hacerse a la idea que tienen que adoptar las nuevas tecnologías y mejorar su metodología de trabajo para poder llegar al objetivo más inmediato para ellas: sobrevivir.

Los Puntos Clave de la Ley de Emprendedores

Llevamos años escuchando la llegada de una nueva ley que facilite la creación de proyectos emprendedores en España, todo esto ante un panorama de desolación absoluta. Desde Supérame creemos que es sumamente importante que nuestro gobierno e instituciones ayuden a la moda emprendedora y facilite la creación de proyectos. El talento y el esfuerzo son dos únicos valores que pueden sacar a esta sociedad de la hecatombe económica en la que está sumida.

A medida que se suceden las negociaciones, podemos ir averiguando los avances de lo que será la Ley de Emprendedores. Una ley que sospechamos que será insuficiente y ligera, pero que al menos es un avance que puede saber a gloria para muchos emprendedores.

  1. Responsabilidad Limitada: Uno de los dramas más a la orden del día en la sociedad española, son los emprendedores que han  visto como su proyecto caía en una vertiente sin fin hasta verse sumidos en al ruina. Con la legislación actual, estos soñadores no solo han visto truncado su sueño, sino que ha afectado a su vida personal hasta el nivel de verse sin casa ni pertenencias. Con la nueva Ley de Emprendedores, el gobierno pretende reducir el daño colateral para los emprendedores que fracasen en su andadura profesional. La figura del autónomo recibirá algunas de las ventajas de las Sociedades Limitadas, limitando su exposición a deudas generadas por su actividad profesional.
  2. Segunda Oportunidad: En muchos otros países, las entidades financieras e inversores consideran un plus que un emprendedor que inicie un nuevo proyecto sea “reincidente”.  Consideran, que un empresario que ha fracasado en un proyecto anterior no cometerá los mismos errores y caminará más seguro en su nueva andadura.
    Con la Ley de Emprendedores, se pretende también procurar no ahogar a los empresarios que han fracasado con deudas que no le permitan volver a iniciar otra actividad profesional, además, se facilitarán los pagos con Hacienda.
  3. Ayudas Fiscales a la Contratación: Con un doble efecto para reactivar la creación de empleo, los emprendedores que requieran de empleados para su proyecto podrán aprovechar ciertas ventajas fiscales a la hora de la contratación. Eso sí, ya empezamos a leer la letra pequeña y estamos seguros que limitará a rangos de edad y actividad profesional para poder acogerse a estas ventajas.
  4. Ayudas Fiscales a Inversores: La idea es fomentar la figura del Business Angel dándole un estatus similar a los inversores de Capital Riesgo.
  5. Mayor Acceso a los Mercados: Las empresas que coticen en el MAB podrán acceder a  Bolsa de manera más sencilla, reduciendo la exigencia de la OPA de exclusión.
  6. Simplificación de Cierre de Empresa: No son pocas las empresas que, por muy raro que suene, no pueden permitirse económicamente cerrar el negocio. Si en España puede resultar complejo establecer un negocio, para cerrar un empresa en activo es una verdadera odisea. Se propone la creación de una ventanilla única para reducir al máximo los trámites burocráticos y los gastos a la hora del cierre.
  7. Fomentar el Espíritu Emprendedor: Aunque no queda muy claro de qué forma planean desarrollar esta idea tan novedosa. Desde la entrada del PP al gobierno ha hecho eco de su intención de cambiar la figura del emprendedor en España.
  8. Liquidación de Facturas Pagadas: Y aquí viene, a nuestro criterio, la joya de la corona. Liquidar con Hacienda IVA e IRPF de facturas que no hemos cobrado ( y que en algunas casos nunca lo haremos) se ha convertido en uno de los mayores problemas de la empresa española. Con esta reforma, se pretende que las empresas y autónomos solo liquiden con Hacienda las facturas que ya han sido cobradas. Un verdadero suspiro para todos que, aunque llega muy tarde, será igualmente bienvenida.

Ahora solo falta esperar el borrador definitivo y ver si realmente la esperada ley se hará realidad en breve en su total grandeza, o veremos aprobar una ley light que no aportará nada al marco económico actual.