Vender por Intenet sin stock

Seguramente muchos de vosotros estáis pensando en uniros a la aventura de iniciar vuestro propio negocio online. Poder convertir un sitio web en una fuente ingresos es un situación ideal que cada vez son más los que lo están convirtiendo en una realidad.

Fabricantes y distribuidores de productos están obteniendo suculentos crecimientos en sus números de ventas y exportaciones gracias al comercio electrónico, ¿pero qué sucede si no soy fabricante y no puedo permitirme disponer de un stock inicial para servir a mis clientes?

Internet nos ofrece la posibilidad de iniciar nuestro propio negocio sin ser fabricantes o distribuidores, ni tan siquiera  teniendo que disponer de un almacén con un stock para poder atender a nuestros clientes. Es un modelo de negocio ya probado y tiene nombre propio: dropshipping.

La mayor ventaja de este negocio es la reducción de la inversión inicial que necesitaremos para poner en marcha el negocio, no tendrás que invertir en almacenes, logística ni comprar un stock de producto que, si no vendes, puedes terminar “comiéndotelo”.

Ventajas del dropshipping

– Inversión inicial baja. No tendrás que disponer de un almacén, red logística ni disponer un stock de los productos que comercialices.

– La fórmula es igualmente atractiva para el fabricante, ya que le proveerás con un nuevo canal de venta sin tener que invertir.

– Si el producto se vende, todos los eslabones de la cadena ganan; si no se vende nadie pierde.

– Venta a nivel internacional sin grandes inversiones.

Desventajas y cosas a tener en cuenta

– Considera que eres la imagen cara al cliente y el responsable legal, sin embargo, en la práctica no tienes control alguno sobre el proceso de fabricación o distribución del producto. Así que es sumamente importante que trabajes con proveedores 100% fiables.

– Que requiera una inversión menor no quiere decir que no debes invertir nada al inicio. Disponer de una plataforma fiable y atractiva supone un coste (evita tiendas gratuitas). Debes tratar tu proyecto como cualquier negocio: plan de viabilidad y calcular muy bien los costes y las previsiones.

– Tu objetivo número 1 es conseguir visibilidad, no sirve de nada disponer de un producto atractivo si nadie te conoce. Por lo que tu mayor inversión seguramente sea emplearlo en campañas SEO, SEM y Redes Sociales.

– Desconocimiento del mercado y producto. No te lances a la piscina sin estudiar mínimamente el producto que pretendes vender. Conócelo a fondo y estudia concienzudamente las posibilidades que tiene.

Share your thoughts

No Comments

Leave a Comment: