Telemarketing, un recurso que todavía tiene fuerza

Las nuevas tecnologías han traído consigo nuevas formas de llegar al cliente. Hoy cualquier empresa que invierta un mínimo puede tener una visibilidad en Internet aceptable gracias a la cual pueden ver aumentadas sus ventas e influencia de marca.

Sin embargo, existen todavía algunas técnicas OffLine que valen bien la pena tenerlas en cuenta. El Telemarketing, aún en plena crisis, sigue siendo una de las herramientas más eficaces de marketing directo. Sin embargo, no son pocos los empresarios que, tras invertir cantidades determinadas en una campaña telefónica, no ven los resultados esperados, incluso hasta el punto de no ver recuperada su inversión.

El Telemarketing aún así es un medio económico, rápido y personalizado, que nos  da un contacto directo con el cliente permitiéndonos un alto grado de conocimiento sobre cada uno, sentando una base de confianza y fidelidad que nos será muy útil en nuestra relación con nuestro nuevo cliente.

Sin embargo, una deficiente gestión del call center puede arruinar nuestra expectativas. Para evitar esto, es importante disponer de unas determinadas herramientas y seguir unos procedimientos que son los adecuados para llevar a cabo una eficaz campaña de Telemarketing:

  • Disponer de una base de datos actualizada, completa y segmentada correctamente. 
  • Es tan importante la planificación como la campaña en sí misma. Debemos tener en cuenta que debemos crear campañas muy específicas y enfocadas a nuestro target.
  • La organización es fundamental, para ello, nuestros agentes deben disponer de sistemas CRM optimizados y eficaces, tanto como para recopilar toda la información posible sobre el cliente, como para saber cuando llamar a un determinado lead que se nos resiste.
  • Y algo que, aunque parezca obvio, no se toman las decisiones más oportunas. En gran medida por el ajuste de presupuesto. A la hora de captar comerciales para nuestro calling center debemos tener en cuenta que, si ya es difícil dar con un buen comercial, el telemarketer debe tener aptitudes extraordinarias para ser capaces de vender un concepto vía telefónica, captar la atención del cliente en contados segundos y ser capaces de poner en perspectiva al cliente con tan solo palabras.
    Conseguir un empleado de estas características es caro, y por ello son muchas las empresas que seleccionan a personal sin experiencia y poca chispa, lo que convierte este factor en uno de los detonantes del fracaso de una campaña.
    Los que recibimos llamadas de telemarketers a menudo sabemos que incluso las grandes empresas fallan en esto.

Si pretendemos disponer de nuestro propio call center  podemos vernos alarmados ante los costes mínimos de operación. Por ello es buena idea, al principio de recurrir a estos métodos, es subcontratar una empresa especializada en tal tarea. Existen multitud de empresas en el mercado, pero muy pocas que den una atención personalizada y cuide la imagen del cliente como a un bebé.

En Supérame trabajamos con los call centers  más profesionales del mercado y con un punto muy importante en el mundo de la televenta hoy en día: personalización local. Para campañas en España utilizaremos personal local, así como haríamos para otros países de América Latina.

No dude en pedirnos presupuesto para sus campañas de Telemarketing.

Comparte tu opinión

Sin Comentarios

Dejar un Comentario: