Internacionalización: Marca Global, Marca Local o Marca Blanca

En la aventura de salir al exterior una vez solucionamos una serie de problemas iniciales y nos fijamos en un mercado objetivo una de las preguntas que nos deben asaltar es la de la Marca.

Al estudiar el mercado objetivo realizaremos un estudio de nuestra marca y de la respuesta que tiene dentro de ese mercado. Pues debemos tener en cuenta factores como por ejemplo los colores, el negro en sociedades latinas se toma como luto, el amarillo en asía se relaciona con la enfermedad, etc… Tendremos en cuenta el nombre comercial y la posible traducción que suponga en otro posible idioma, en resumen, se trata de comprender qué posición ocupa nuestra marca en dicho mercado en términos conceptuales.

Podemos declinarnos por una marca global, es decir, mantener nuestra marca original y extenderla sin variaciones por todos los países a los que nos extendamos. Algunas ventajas sería el aprovechamiento de posicionamiento de marca y publicidad, el refuerzo de una marca internacionalizada. Las desventajas: la poca especialización a nuevos mercados.

Marca Local: con esta opción llegamos a conectar mucho más con el público del mercado objetivo, consiguiendo una mayor y más rápida implantación. Las desventajas: un mayor coste de posicionamiento de marca, pero una vez conseguido el cliente puede interiorizar completamente la marca.

Marca Blanca: En este sentido perdemos por completo la identidad de marca, pero aumentamos los márgenes con los distribuidores y por el contrario perdemos el control del precio final del producto. Puede ayudarnos para una introducción rápida de productos en mercados foráneos.

Share your thoughts

No Comments

Leave a Comment: