La importancia de estudiar el mercado antes de exportar

Se mirar hacia los mercados exteriores por varias razones: por interés en hacer crecer nuestro volumen de negocio, por aumentar de forma puntual las ventas y dar salida a determinado stock creado por variaciones del mercado interno o sencillamente por necesidad, por vender o morir.

Como todo lo realmente importante en la vida, la tarea de exportar no se puede hacer de la noche a la mañana. Debemos ser consciente del sistema de producción que tenemos y si este es válido para soportar las demandas externas, revisar nuestros productos y resolver una serie de preguntas que hacen referencia a las necesidades que cubren, no es nuestro país sino en el nuevo mercado.

En definitiva, debemos estudiar el mercado concreto donde queremos introducirnos (no vale el voy a vender dónde sea, dónde salga), que posiblemente nos de un par de alegrías tempranas, pero rápidamente encontraremos los problemas de base a los que hacemos referencia.

Por lo tanto el mercado objetivo debe ser objeto de estudio, debemos conocer a la perfección nuestra competencia, sus debilidades, las carencias con las que nos presentamos en aquel país, como resolveremos todo ello, que segmento del ,mercado estará dispuesto a comprarnos, que método de distribución y venta vamos utilizar, precios descuentos y comisiones. Se trata de revisar todo pues el nuevo mercado, aun pareciendo similar, seguro esconderá multitud de peculiaridades que debemos resolver antes de darnos a la tarea. Con todo esto realizado, perseverancia, muy importante.

Comparte tu opinión

Sin Comentarios

Dejar un Comentario: